SABLE CHINO

El viejo amigo… siempre será bien recibido. / No voy a morirme sin tocarte.

Un saxo rojo noche y piano eterno. / Recuerdos de siempre y la madrugada.

La lluvia era previsible – es más-  la invocaste. / ¿Una señal?  Who knows!

Todo cambia, en tren de cercanías. / Rayos y centellas, bajo sábanas de estío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: