ARTE Y PERCEPCION

“El arte parece correr peligro de ahogarse en palabras. Es raro que se nos presente una nueva pieza que estemos dispuestos a aceptar como genuina obra de arte. Sin embargo nos vemos abrumados por un torrente de libros, artículos, disertaciones, discursos, conferencias y guías, siempre dispuestos a enseñarnos qué es arte y qué no lo es, quién hizo qué y cuándo y por qué y a causa de quién y de qué. Nos ronda la visión de un delicado cuerpecito disecado por una multitud de anhelantes cirujanos y analistas profanos. Y nos sentimos tentados de creer que el arte corre peligro en nuestra época, porque pensamos y hablamos demasiado acerca de él.

Es probable que este diagnóstico sea superficial. Es cierto que el actual estado de cosas no parece satisfacer a casi nadie, pero si indagamos su causa con algún cuidado, nos encontramos que somos herederos de una situación cultural particularmente inadecuada para la creación artística y que parece alentar un tipo de pensamiento que le es hostil. Nuestras experiencias e ideas tienden a ser corrientes, pero entonces no alcanzan profundidad o, si son profundas, no llegan a hacerse corrientes. Desatendemos el don de comprender las cosas por lo que los sentidos nos dicen de ellas. El concepto  se separa del percepto y el pensamiento se mueve entre abstracciones. Los ojos se están reduciendo a meros instrumentos de medir e identificar; de ahí la escasez de ideas expresables en imágenes y la incapacidad de descubrir significado en lo que vemos. Es natural que nos sintamos perdidos en presencia de objetos que tienen sentido solo para la visión integrada y pidamos auxilio a un medio que nos es más familiar: el de las palabras.

La sola frecuentación de obras maestras no es suficiente. Ya hay demasiadas personas que visitan museos y coleccionan libros de arte sin que por ello obtengan una mayor comprensión del arte. La capacidad innata de entender por los ojos se ha adormecido y debe ser despertada.”

RUDOLF ARNHEIM: Arte y percepción visual, Eudeba 1962.

Anuncios

One Comment

Add yours →

  1. Carolina Bagnato 21 enero, 2013 — 17:43

    Ecxelente el artículo de Arnheim acerca de arte y percepción. Si ya pudo detectar eso en los ’60… fue un visionario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: